Respirar para cantar, una odisea más simple de lo que parece

Saber respirar es comprender el movimiento real de nuestro cuerpo en cada etapa de una fase respiratoria. Luego diferenciar las sensaciones que deberían sentirse de los movimientos o acciones que puedo hacer para mejorar esa respiración. Aquí me detengo para explicarte  por qué.

 Ósea, que sepas cómo respirar para cantar, que sepas que el diafragma desciende y aumenta su tono muscular no significa que vos tengas que hacer ese descenso y tenses tu diafragma, significa únicamente que tenés que dejarlo ser dándole el ataque suficiente al sonido para que pueda llegar a tener ese tono muscular y ese descenso.

Repasemos diferenciar el movimiento natural de tus músculos, con las acciones extras que tengas que hacer para cantar y le agregamos algo más también tendrás que diferenciar todo esto de los músculos que intervienen y se puedan utilizar a conciencia para mejorar el accionar respiratorio al cantar.


¿Sabias que las costillas no tienen que mantenerse abiertas al cantar?​

El sistema respiratorio funciona como un fuelle, en ningún fuelle los espacios quedan rígidos y firmes. Lo que se mueve al respirar son los músculos intercostales que generan y trabajan en el ingreso y egreso del aire.  ¿De qué manera vos podes pensar que un músculo puede trabajar estando rígido? 

Comprender el proceso respiratorio es descartar toda idea ilógica dentro del aprendizaje del canto, por eso mi misión como Vocal Coach es develar y clarificar de una buena vez los conceptos para que ningún término erróneo te convenza de lo que no es. Aprender canto razonando, entendiendo y haciendo efectivo el resultado. 

Saludos

Magali Muro